Extrusoras de Laboratorio

¿Cuáles son las ventajas de tener una extrusora de laboratorio para pequeñas empresas fabricantes de pintura en polvo?

Las extrusoras de laboratorio que los grandes fabricantes de estos equipos ofrecen - si bien relativamente grandes en precio (para el output que producen) - son pequeñas y fáciles de acomodar en cualquier parte del laboratorio o de la planta.

¡Claro que para quien debe soltar el dinero para adquirirla lo que cuenta es lo grande que es...  desde el punto de vista financiero!

Sin embargo algo que en principio puede no parece ser un buen negocio, tiene sus ventajas y deben ser evaluadas cuidadosamente antes de descartar la posibilidad de tener una.

¿Cuáles son sus posibles usos?

  • Evaluar materias primas,
  • Evaluar las premezclas,
  • Realizar pequeños lotes y desarrollo de colores,
  • Investigación y desarrollo.

Evaluación de materias primas

Los proveedores de materias primas de innumerables empresas acercan a las fábricas de pintura en polvo - y a quienes deciden la compra - una variedad de las mismas ya sean nuevas o alternativas a las utilizadas. Muchas veces se trata de variantes más económicas.

¿Cómo decidir entonces si vale la pena cambiar o no de materia prima y/o de proveedor?

¿Cómo saber si el lote recién llegado de pigmento se comporta de la misma forma que el que estamos usando?

¡Fácil! 
Prepare un lote pequeño, no más de medio kilo, procéselo por la extrusora de laboratorio, muela, pinte y evalúe.

Evaluar las Premezclas

Cuando se realiza el pesado y mezclado de la materia prima en planta - previo a su extrusión - no deja de ser una buena costumbre la de comprobar que dicha mezcla sea adecuada para su uso.
Créanme que es mucho menor el tiempo que se ahorra descubriendo posibles errores o apartamientos de la regla antes de procesar las materias primas en planta...

Una extrusora de laboratorio es una buena opción para revisar cada batch de premezcla antes de su procesamiento: “Producción continua a prueba de errores”

Realizar Pequeños Lotes y Desarrollar Colores

Si usted fabrica pintura en polvo, pintura líquidas, plásticos o cualquier otra cosa que tenga color y éste sea de gran importancia ...Usted ya lo sabe, puede tener un catálogo de 20.000 colores si los hubiere, pero siempre vendrá un cliente pidiéndole:

Algo entre este “azul calipso”, código xx-xxx y el “azul profundo”, código xx-xxy

Conclusión:    A desarrollar un nuevo tono !!

¿Sabe cuántos ensayos puede llevar un color “difícil”?,

¿Tiene idea cuánto tiempo implica procesar un ensayo por extrusoras pequeñas de producción?

¿y la cantidad de materia prima empleada?

Bueno, le doy una idea: Un color medianamente “difícil” puede llevar fácilmente 5 ensayos, utilizando una extrusora de producción pequeña, cada ensayo lleva no menos de 30 minutos.
O sea su extrusora de producción inutilizada durante 2 horas y media para desarrollar un color !!

¿Aún cree que no vale la pena?

¡Ah!, la cantidad de materia prima utilizada ronda los 10 kilos para desarrollar dicho color.

Muchas veces los aplicadores van corriendo al fabricante a pedirle algún lote pequeño de un color especial, o 5 kilos de una pintura no estándar para presentar un trabajo al cliente, o....
Resultado: nuevamente extrusoras de producción desaprovechadas.

Investigación y Desarrollo

Toda empresa que se considere dinámica y pretenda seguir en el mercado debe seguir el ritmo de la actualización.
Esto implica, cuando menos algo de investigación y desarrollo.

No necesita una empresa fabricante de pinturas en polvo, ser una gran multinacional para dedicarse al I+D. Es tan simple como desarrollar nuevos colores, o introducir en el mercado local nuevas texturas, ensayar nuevas líneas de productos, fabricar pinturas para sustratos alternativos y un montón de cosas más para mantener a su empresa a ritmo.

Nuevamente aquí se nos presenta un buena oportunidad para las extrusoras de laboratorio.

 

Entonces...

¿Qué hay que pedirle a una extrusora de laboratorio?

Muchas cosas, pero las más importantes son:

  • Que sea pequeña y resistente (para que no estorbe y soporte algún golpe ocasional)
  • Fácil de operar (que alcance oprimir un botón o dos a lo sumo).
  • Fácil de limpiar (la premezcla y el extrudado no deben desparramarse por todos lados).
  • Rápida de limpiar (pocas piezas a desarmar)
  • Consumo eléctrico no desmedido.
  • Capacidad de utilizar el mismo rango de materias primas que las extrusoras de producción.
  • Que se pueda alimentar en forma manual o automática.
  • Capacidad de procesar lotes tan pequeños como 300 a 500 gramos.
  • Capacidad de producción de lotes tan grandes como 5 – 8 kilos en forma ininterrumpida.
  • Que sea escalable.
  • Que sea barata (esta es broma)

El punto más importante de la lista es sin duda la escalabilidad del equipo.
De nada sirve el mismo si luego al trasladar la formulación a las extrusoras de producción necesitamos más trabajo de ajuste en este equipo.
Este es un factor a considerar seriamente al momento de comprar una, consulte con los fabricantes de estos equipos, exíjales realizar pruebas usted mismo, vea los resultados.

Una buena forma de realizar estas pruebas es fabricando lotes de productos estándar como poliésteres e híbridos.
Evalúe la dispersión de los pigmentos (le recomendamos experimentar con azules en base a pigmentos azul ftalocianina que son los más “rebeldes”)
Pruebe también con productos especiales como las distintas variedades de texturas que tenga en su línea de pinturas.

¡Que tenga suerte con su nueva extrusora de laboratorio!

Compartir...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.