mantenimiento preventivo

Mantenimiento Preventivo

Mantenimiento Preventivo de los Equipos. ¿Por Qué?

Las paradas de producción no previstas producen efectos negativos que van más allá de retrasos en la finalización del trabajo.
Desde las pérdidas económicas por material no conforme – que es necesario destruir o reprocesar – energía desperdiciada (principalmente del horno de curado), tiempo del personal de planta, laboratorios y administrativos hasta la pérdida de confianza – y de contratos – de clientes a los que no cumpliremos plazos de entrega.
Siempre hay imprevistos que como tales son imposibles de evitar; sin embargo está en nuestras manos minimizarlos realizando algunas acciones básicas.

Una de las medidas que debemos implementar es disponer de un buen plan de mantenimiento preventivo de equipos.

Mantenimiento preventivo de las Pistolas

Uno de los elementos críticos en la línea de pintado son las pistolas aplicadores de polvo.

Realizar un mantenimiento adecuado evitará paradas indeseadas relacionadas con estos equipos y establecer un programa consistente permitirá que las pistolas trabajen años sin pérdida significativa en su eficacia.
Por supuesto que la primera recomendación es seguir las que indican el fabricante de las pistolas que está utilizando en su planta de pintado.  Ellos mejor que nadie conocen sus productos y sabrán guiarles en la mejor forma de mantenerlas operativas.
Sin embargo, en muchas ocasiones no se conoce el modelo exacto de las mismas o aún quien es el fabricante.
Por ello me permito realizar algunas indicaciones relacionadas con el mantenimiento.

Mantenimiento al finalizar la jornada (diario)

  • Desarmar las pistolas en sus componentes y limpiarlas cuidadosamente con aire comprimido.
  • Soplar aire a través de las mangueras para remover restos de polvo.
  • Remover restos de polvo compactado.
  • Comprobar la eficaz conexión a tierra verificando su continuidad. De no ser así restituirla.
  • Revisar mangueras de aire y cables eléctricos para comprobar que no hay zonas rotas, pinchadas o erosionadas. Sustituir elementos si presentan algunos de estos problemas.
  • Revisar que los cables y mangueras no estén doblados o enredados.
  • Comprobar los parámetros de trabajo de las pistolas y corregirlos si ha habido desviaciones.

Estas acciones diarias deben ser complementadas con otras semanales.

  • Revisar posibles fugas de aire en mangueras y pistolas.
  • Comprobar los picos de las pistolas verificando que no haya polvo sinterizado o adherido. Sustituirlos si no se pueden limpiar.
  • Revisar los elementos en el bloque de inyección o toma de polvo en el lecho fluidizado. Especialmente las boquillas. Reemplazarlos si hay averiados.
  • Revisar el resto de elementos del lecho fluidizado y sustituir si es necesario.
  • Comprobar elementos reciprocantes en pistolas automáticas.

Además de efectuar el mantenimiento descrito es importante disponer de piezas de recambio comunes.
Son piezas de un coste relativamente bajo y que suelen ser reemplazadas con cierta frecuencia.
El coste de no disponer de ellas en caso de ser necesario sustituirlas es mucho mayor que su coste intrínseco.

Las piezas de recambio que no pueden faltar en el taller de una planta de pintado son las siguientes.

  • Picos y boquillas de las pistolas.
  • Boquillas de aire de lecho fluidizado, mangueras y pistolas.
  • Mangueras de todos los tamaños utilizados (largo y diámetro)
  • Juntas y O-rings (anillo- junta) varios.
  • Fusibles.

Mantenimiento preventivo de Cabina de Pintado

Compruebe luego de cada cambio de color o una vez a la semana lo siguiente:

  • Iluminación en la cabina.
  • La estructura de la cabina. ¿Hay partes sueltas?, ¿Hay corrosión?
  • ¿Están el cartucho de filtrado correctamente colocado?, ¿las juntas permanecen estancas? Revisar el interior y el exterior de la cabina.
  • ¿Funciona bien el pulso inverso para desobstruir los filtros?

Mantenimiento preventivo del Ciclón

Revisar luego de cada cambio de color o una vez a la semana que,

  • No existen roturas, fisuras o pérdida de aire por los ductos (se comprueba fácilmente ya que de haberlos se verá un halo de polvo allí donde están)
  • No existe depósitos de polvo que no se han limpiado.
  • Las juntas están en perfecto estado.
  • Los terminales que aprietan las distintas secciones del ciclón trabajan adecuadamente. Cambiarlos si es necesario.
  • No hay partes sueltas (generalmente se pueden detectar por la excesiva vibración)

Mantenimiento preventivo de los Cartuchos Filtrantes

Luego de cada cambio de color revisar lo siguiente:

  • Sellos de los cartuchos. Cambiarlos si no ajustan bien.
  • Que no existan roturas o agujeros por donde pase el polvo. Sustituir o reparar.
  • Que no hay polvo acumulado sobre los cartuchos o en la bandeja recolectora. Limpiar si es necesario.

Mantenimiento preventivo de la Cadena de Transporte

Diariamente comprobar que,

  • La cadena circula adecuadamente esto es, de forma continua y sin saltos.
  • Está correctamente lubricada.
  • Los ganchos tienen el nivel de limpieza adecuado y no hay acumulación excesiva de pintura curada sobre ellos (ver Ganchos, la Importancia de una Fijación Correcta)
  • Existe una conexión a tierra adecuada.
  • La velocidad de transporte está correctamente fijada.

Mantenimiento preventivo del Horno de Curado

Lo fundamental es disponer de aquellos elementos críticos que, de averiarse, impedirán continuar con el trabajo.
Tratándose de hornos es imprescindible disponer de piezas que aseguren el funcionamiento de la fuente de calor.

Por otra parte, es necesario considerar los diferentes tipos de horno que se utilizan en la industria de la pintura en polvo.
Así en hornos eléctricos será necesario disponer de elementos calefactores suficientes tales como lámparas IR, lámparas UV, espirales calefactores, etc.
En hornos de gas o de combustible líquido es importante disponer de repuestos específicos del quemador (boquillas, válvulas solenoides, bombas, etc.)

Conclusión

Por supuesto este listado no es exhaustivo y no es aplicable a todos las plantas de pintado.  Sin embargo, brinda una idea básica de lo que se debe tener bajo control para minimizar las paradas no programadas.
Lo animo a pensar que otras acciones puede realizar periódicamente en su empresa para mejorar la disponibilidad y con ello, la productividad y rentabilidad general.
También le animo a compartirlo con nosotros más abajo, en los comentarios.

No deje de revisar la entrada Niveles de Limpieza

 

 

 

Compartir...

2 comentarios sobre «Mantenimiento Preventivo»

    1. Buenas tardes Luis,
      El origen de este defecto es variado. Desde pintura contaminada (la razón más común) hasta contaminación de la zona de pintado (por ejemplo por silicona en el ambiente o aceite en el aire comprimido)
      También el origen puede ser un sustrato sucio o mal tratado. Puede conservar grasa o aceites, puede tener sólidos o limaduras.
      ¿Cómo conocer el origen del problema?
      Paso a paso.
      Primero limpie en profundidad la zona de aplicación de la pintura, paredes de la cabina, reservorio de pintura, pistolas, mangueras, etc.
      Compruebe que el aire comprimido sale limpio, sin aceites, sin agua, sin polvo.
      Pinte una pieza con una pintura diferente, preferentemente de otro proveedor. Observe.
      Limpie cuidadosamente un lote de piezas sin pintar y píntelas. ¿Sigue el problema?
      El horno de polimerizado debe estar limpio. ¿Utiliza un combustible que genera hollín en los quemadores? ¿El aire caliente está limpio?
      Revise la planta en busca de contaminación.

      Seguramente consiga identificar la causa del problema. De todas formas le agradezco si desea enviarme unas fotos del problema puedo orientarlo mejor.

      Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.